30 noviembre 2015

Cuento de Adviento. Ana Gertrudis San Nicolás

Juanitatxo de camino a Belén

Sólo faltaban cuatro semanas para la Navidad, y algo muy importante estaba por suceder: el nacimiento del niño Jesús.

Juanitatxo, muy ilusionada dijo a su mamá que quería estar presente ese día, en tal especial acontecimiento; así que decidió comenzar su viaje. Mañana mismo lo empezaría, así  llegaría a tiempo pues el viaje era largo. Cuatro semanas de aventuras le esperaban a esta niña.

Esa noche Juanitatxo decidió acostarse pronto, pues al día siguiente el tren salía muy temprano.


Apenas había salido el sol cuando sonó el despertador “rinnnnnggggggg”. Juanitatxo se despertó y se levantó de un salto, se lavó la cara para estar bien despierta e ilusionada. Se despidió de su familia con un fuerte beso y abrazo y prometió a su mamá estar muy atenta a todo en ese viaje que comenzaba. 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Enhorabuena!Un cuento precioso, felices de estar a tu lado Ana y felices de tener a nuestro lado también a nuestra Madre Cándida y hacerla presente en cada uno de los tiempos que comenzamos.

Isa Ferrández Ferri dijo...

¡¡Me encanta!! y a los niñ@s les ha encantado☺